Compañía

Hauptgebäude

Compañía

Sigma Laboratory Centrifuges es un fabricante líder mundial de centrífugas de laboratorio.

Las centrífugas son equipo estándar en todos los laboratorios y se utilizan intensamente para separar los componentes con diferentes densidades de los líquidos, por lo que son prácticamente imprescindibles.

Sigma ofrece un amplio espectro de centrífugas de laboratorio, de ángulo fijo y rotores horizontales y accesorios. Todos nuestros productos cumplen con elevados estándares de fiabilidad y seguridad. Las áreas de aplicación incluyen la investigación farmacéutica, biotecnología, analítica médica, analítica medioambiental, análisis de petróleos y muchas otras áreas.

Martin Christ sénior comenzó a producir centrifugadoras en 1948. En 1975 fundó la empresa Sigma Laborzentrifugen. Sigma ganó reconocimiento mundial con un nuevo sistema de transmisión sin mantenimiento para centrífugas de laboratorio y la compañía creció rápidamente. La cultura de empresa del negocio de propiedad familiar se basa en estructuras organizativas planas con vías de comunicación cortas, operaciones empresariales sostenibles, y una estrecha interrelación con los representantes internacionales y los distribuidores.

Las centrífugas Sigma son conocidas por su rendimiento y fiabilidad, así como por un alto nivel de seguridad. Sigma tiene la solución adecuada para cada necesidad específica del cliente - centrífugas compactas y pequeñas, centrífugas de alta velocidad o independientes, refrigeradas o sin refrigerar, calefactadas, o con un nivel de ruido especialmente bajo. También fabricamos modelos especiales adaptados a las necesidades individuales. Nuestros productos son desarrollados por un equipo de ingenieros en nuestras instalaciones de Osterode, que también apoyan la producción de principio a fin.  Nuestros clientes, además, se benefician de nuestro servicio experto en todo el mundo.

Sigma Centrífugas de laboratorio colabora estrechamente con nuestra empresa afiliada Martin Christ Liofilizadores para compartir conocimientos. Esto genera grandes sinergias, que benefician tanto a los dominios de los productos como a nuestros clientes.