Nanotecnología

Nanotecnología

Las nanopartículas pueden tener propiedades físicas y químicas muy inusuales debido a su tamaño extremadamente pequeño. Aplicaciones prácticas para estas propiedades van desde las cotidianas, como superficies en que se ha derramado agua y suciedad («efecto loto»), a las exóticas, como funciones especiales en tecnología médica, óptica o de microprocesadores. Las centrífugas son utilizadas tanto para el análisis como para la producción de pequeñas cantidades de nanopartículas. La centrífuga de laboratorio Sigma 3-30KS ocupa una posición singular en este sentido - su fuerza centrífuga relativa de más de 65.000 x g, la convierte en una herramienta muy versátil para muchas aplicaciones por debajo del nivel de ultracentrifugación.

Para encontrar una centrífuga adecuada para esta aplicación, visite la página Resumen de aplicaciones.

 

iniciar la configuración